sábado, 10 de julio de 2010

Reflexiones.



Hay veces en los que las personas dejamos volar nuestra mente, divagando entre unos pensamientos y otros, podemos ser motivados por una película, una canción, una imagen,... la unión de todo ello, o simplemente el aburrimiento de una noche de verano.

Pensando en el Lolita, como desde hace tiempo es bastante común en mí, llegué a una conclusión. Aunque dentro del Lolita llego a muchas. La de hoy es:

"El Lolita puede extenderse a todos los hábitos de la vida".

Y es verdad. ¿Sabéis por qué? No por ser el Lolita en sí, sino porque nosotras lo creamos. No somos nosotras quien se debe adaptar a él, sino él a nosotras. Es un nombre, que aunque lo usemos para denominar cierto tipo de ropa... en mi caso significa más.

Mirando una estantería en mi habitación, puedo llegar a la conclusión de que quiero "alolitizarla". ¿Pero porque me guste el Lolita? No solo eso, porque el Lolita recoge cosas que me gustan. Puedo expresarme medienta arte, cosas hechas a mano, simplemente através de la comida... o porque me aburra y quiera arreglarme el cabello aunque no vaya a salir.

Espero esta mini-reflexión os haga pensar un poco también y podamos compartir opiniones.

Au revoir!

1 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Es importante eso... Y me gusta =)

Besotes^^

Publicar un comentario